felipe arratia

Wednesday, May 23, 2007

El Brillo que Tiene es lo Humano que le Queda

El fin de semana pasado estuvo a full de conciertos. Tuvimos a Mago de Oz (puaj!), Julieta Venegas, La Renga (para los socitos), Highschool Musical (para las personas que áun no reconocen colores ni formas y ven Barney) y el lanzamiento de lo nuevo de Gepe, ‘Hungría’.

El sábado acompañé a mi hermana rockera a La Renga (San Carlos Costas mediante..). Esa tribu de fans del trío de Mataderos da para un capítulo del mítico programa-documental ‘El Factor Humano’. Es muy extraño ese nivel de fanatismo: habían lienzos que decían ‘La Renga hace que mi vida tenga sentido’; la asociación con la imaginería futbolera (pancartas, cánticos, gente con camisetas de equipos), y esa vestimenta rigurosamente negra. Por lo demás, debe ser una de las audiencias donde menos se puede vitrinear: el 97% de la gente son hombres.

Fueron 140 minutos de show así que más me valía empatizar con lo que escuchaba. Más allá de que crea que todas las canciones son todas parecidas y llenas de clichés, la banda tiene una fuerza envidiable y sobre el escenario realmente se creen gladiadores. Yo veía la cara de las 13 minas del público: para ellas, el cantante Gustavo ‘Chizzo’ Nápoli es lo más parecido a Aragorn.

Un día antes, Daniel Riveros alias Gepe, hacía su prueba de fuego: dejar de ser la promesa novedosa y defender en público su segundo intento. La cosa fue en el Cine Arte Normandie, así que la nación alternativa se movilizó en pleno. De hecho, hubo una suerte de reunión espontánea de ex –chicos Extravaganza!

En lo que importa, la música, me llamó la atención leer algunas reseñas que ponían más acento en la no-producción de vestuario o la carencia de un ’discurso’ de Daniel. Creo que la gracia de la música de Gepe es la teletransportación. El tipo empieza a cantar o a tocar la guitarra, y de inmediato te lleva a otro lado. Es un verdadero encantador de serpientes.

No es sólo su dúctil sentido de la afinación con mínimos puntos de referencia; no son sólo sus líricas hiperpobladas de adjetivos en desuso. No es sólo la forma; es el fondo. Hay algo que no termino de entender en Gepe y eso es lo que más me gusta. Existe algo incompleto en esa propuesta desnuda y primitiva. Parece quedar la sensación de que las canciones de Daniel sólo cobran sentido con público porque es con ellos presentes cuando realmente se completa el círculo.

Sólo un teclado, su batería y una guitarra. Súmele un bajista de apoyo y una corista que toca el bombo. Eso es Gepe. Pero esa precariedad se complementaba perfecto con las espléndidas visuales que permitían que las canciones emprendieran vuelo poético y adquirieran múltiples sentidos. Así, ‘Namás’, ‘Estilo Internacional’ y las otras gemas de “Gepinto” se fundieron con la mayor intención pop de ‘Samoriseva’, ‘Esgrima’ o ‘Celosía’.

La bizarra versión final de ‘Domino Dancing’ de Pet Shop Boys sólo vino a confirmar algo que ya nos había quedado claro antes: el hombre tiene identidad y desprejuicio para regalar. Gepe logra algo que no es fácil: él hace que una propuesta ultra despojada de artificio no sólo no latee, sino además, conmueva. No sé qué demonios dice en sus letras pero su entonación comunica más que la Biblia.

Este fin de semana: mañana, Teleradio Donoso; sábado, Cerati, y el domingo, tomamos vuelo con el Dancehall Festival y los Easy Stars All Stars.

1 Comments:

Anonymous Moska_ska.punk said...

>>wenash ,uff me di el tiempo y me
puse al dia kon los tres ke eskribiste...

>>Te pasaba a dejar su saludo xD

>>ke estes bien.

>>sigue trabajando a koncho xD

>>shaito adios!!!





aps...por lo de VHS, sta buenisimo el programa,y el konduktor??? mejor aun ,nada ke kambiarle xD





Besotes y abraxotes joven xD











========
:.FEÑA.:
========

10:28 AM  

Post a Comment

<< Home