felipe arratia

Saturday, October 20, 2007

Que Nadie los Detenga

Mientras aún se agolpan las lágrimas por que Arctic Monkeys están tan cerca y tan lejos (24 octubre, Luna Park, Buenos Aires), dos grandes noticias remecen la cartelera de conciertos, y hacen del fin de año algo mucho más sabroso. A saber:

THE RAPTURE, EN SU PUNTO: Los neoyorquinos supieron hacerse los locos cuando trataron de meterlos en el saco de los Strokes, Liars y Yeah Yeah Yeahs, se encerraron en su búnker y durante varios años trabajaron en el notable ‘Pieces of People We Love’.

Los vi un 31 de julio del 2004 en el Curiosa Festival en Randalls Island, NYC, y sigo pensando que estuvieron entre lo mejor, en una noche en que también vi a Interpol y The Cure. Su sarcasmo, desparpajo e insolente sentido del ritmo hizo de ese set una celebración irónica que disfruté con la cara de sorpresa que uno pone cuando no espera pasarlo tan bien en un carrete, y se queda hasta el final.

El 13 de noviembre en el Teatro Caupolicán nos veremos las caras de nuevo. Ojo que es una gran banda, pero ese lugar va a necesitar bastante ayuda para llenarse.

Una muestra de los Rapture, 'House of Jealous Lovers':




BECK, CUANDO MENOS LO ESPERÁBAMOS: Todos quedamos en shock cuando se filtró que el trovador funk será el acto de soporte de The Police el próximo 5 de diciembre en el Estadio Nacional. La comparación obvia fue con Franz Ferdinand y U2, y ya escuché a muchos snobs diciendo ‘iría por Beck pero no por Police’. Mmm.

Sin ir más lejos, ya hay una noble iniciativa de los fans para pedir un show en solitario del autor de 'Devil's Haircut'. El link, aquí.

Lo concreto es que Beck vuelve a Sudamérica tras esos inolvidables show del 2001, cuando el Festival Rock in Rio propició una masiva bajada de artistas de primera división (desde Foo Fighters a Britney Spears, desde Neil Young a REM), y algunos como el rubio ‘loser’ también pararon en Buenos Aires. Beck promovía el muy funky ‘Midnite Vultures’ y ese 17 de enero se mandó un show de la puta madre en el Campo de Polo de Baires. Acá están los testimonios de los diarios Clarin y Pagina 12.

Beck abrió con ‘Novocane’, y ‘The New Pollution’, y alimentó todo el tiempo su repertorio ganador con extraños movimientos pélvicos y hasta algunas referencias a James Brown. Inolvidable su balada ‘Debra’, la cual nunca supimos si era cantada con ese nivel de emoción en serio o en broma.

Beck Hansen no viene en su mejor momento. Sus dos últimos esfuerzos ‘Güero’ y ‘The Information’, no son relevantes y su último single de mayor repercusión fue la sentida ‘Everybody’s Got to Learn Sometime’ del soundtrack de ‘Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos’. Ojalá alguien le explique que este es su primer desembarco en Chile y hay algunas deudas históricas. Necesitamos partir por los hits.

Aquí está Beck en lo de Letterman haciendo su single 'Nausea':

2 Comments:

Blogger ma (g) dalena leturia said...

años

años

muchos años

cómo has estado?

5:22 PM  
Blogger Rox said...

La verdad es k un concierto de Beck pa el solo sería de pelos....pero ver a The Police y Beck x el mismo precio no es malo

2:01 PM  

Post a Comment

<< Home