felipe arratia

Wednesday, October 10, 2007

Nice to Know You

La conexión emocional es directa, aunque su música no la necesita. Hace más de diez años, el programa de MTV, ‘Lado B’, me mostró un video llamado ‘Take me to your Leader’, con un flaco disfrazado con un taparrabos y un registro de voz igualito a Mike Patton. Lo encontré taquilla: yo tenía 18 años, una obsesión con la mixtura entre hip hop y rock, y muchas ganas de que ciertos grupos me acompañen por el resto de mi vida.

Al año siguiente, trabajé en un sitio web llamado Conexión Santiago, y ahí me tocó comentar muchos discos. Rodrigo Echave y Alvaro Riveros, de la vieja guardia de Sony Music, me pasaron algunos álbumes de los que denominaban ‘artistas en desarrollo’: ‘Miami’, de Babasónicos, ‘XTRMNTR’ de Primal Scream, y ‘Make Yourself’ de Incubus. De ahí para adelante, estaría más que atento a todo el material que emanara del quinteto de Calabasas, California.

Incluso, mi paso por radio Rock & Pop está diametralmente cruzado por la rotación insistente de los singles de ‘Morning View’ (‘Nice to Know You’ sonando a rabiar mientras las Torres Gemelas caían) y más tarde, cuando yo mismo ocupé el cargo de Echave y Riveros, me encargué de la difunsión de su placa más política: ‘A Crow Left of the Murder’.

Por eso, el desembarco de Incubus en Chile era una gran noticia.

Partimos con el pie derecho: el lunes entrevisté a Ben Kenney (bajo) y José Pasillas (batería). Hablamos de obviedades como la salud de Mike Einziger (guitarrista, su mano debió ser operada y ello forzó al aplazamiento de los shows, que estaban pactados para mayo), la respuesta del público a su más reciente esfuerzo, ‘Light Grenades’, y su visión de la administración de George W.

Pero también nos dimos tiempo con Ben para hablar de su pasado en el combo hip hop The Roots (a él le gusta más ‘Game Theory’; yo prefiero ‘Phrenology’), y ante la eventualidad extrema de optar entre ser los nuevos Chili Peppers (vigentes, pero carentes de rock) o los nuevos Faith No More (extintos, pero convertidos en leyenda), José optó por lo primero (‘Yo quiero envejecer haciendo esto’).

En medio de la conversa, Brandon Boyd pasó a nuestro lado en dirección desconocida y en breves segundos, su presencia vendió exactamente lo que le conocemos: actitud cool, desplante espiritual, una facha construída con tablas de surf, y el relajo de saberse un winner. California State of Mind.

Lunes 08, 20:57 horas. Doce mil personas repletan el Arena Santiago. Los cinco al escenario. Gritos sordos de las nenas ante la presencia de Boyd, y ‘Quicksand’ seguida de ‘A Kiss to Send us Off’, las dos primeras del ‘Light Grenades’. La voz no se escucha aún. Preocupación. ‘Wish you Were Here’ llega para emocionar y por fin la voz de Brandon suena fuerte y clara.

Sobre el escenario, el estilo jazzero del bajista y la deuda de José Pasillas con Stewart Copeland evidencia su condición de virtuosos al servicio de un sonido que requiere esa maestría sólo en contadas ocasiones. ‘Anna Molly’ recorre el costado más directo y rockero de la banda, pero es en ‘Pistola’ donde los músicos se dan su gustito: la jam es eterna y hasta se permiten hacer un par de solos. De pasada, Brandon también agarra instrumento y guitarrea con desorden cual Eddie Vedder en San Carlos de Apoquindo.

Mientras DJ Kilmore juega en plan autista alternando tornamesas con teclados, queda claro que el escenario tiene un jefe: Mike Einziger no cede espacio con sus 35. 628 efectos de guitarra, los que le permiten controlar el ambiente que proyecta Incubus. El hombre es el director de orquesta, lo sabe y lo hace notar. Un cabrón, digámoslo.

El mejor bloque de la noche llega de la mano de los hipnóticos lentos: la afrodisiaca ‘Are You In’ seduce de entrada, pero es en la despojada ‘Drive’ donde quedas completamente cautivado. Para rematar, ‘Megalomaniac’, les salió igualita que en el disco, y eso sí que es un halago. La muy extendida ‘Sick Sad Little World’ es otra instancia para que cada uno le saque punta a su instrumento, hasta que ‘Nice to Know You’, cierra la primera parte con el público ávido de más.

Para la vuelta, todos esperamos que llegue ‘Pardon Me’, pero en lugar de esa, homenajean a su primera época con la muy heavy ‘Favorite Things’, y Brandon Boyd provocando el delirio al despojarse de su polera. ‘Clean’ es el preludio para el cierre, y el final es notable: ‘Aqueous Transmision’, con esas cuerdas orientales que invitan al plácido sueño, como si los Incubus se encargaran ellos mismos de dejarte acurrucadito en tu cama.

Para el segundo día, algo que se veía venir y era bastante lógico: pese a que Alfredo Lewin anticipó lo contrario (palos de ciego), la banda modificó parte importante de su setlist, tanto con las canciones escogidas, como con el orden. Ejemplos de esa situación en Chile sobran: Chili Peppers ’99, Pearl Jam 2005, y hasta Coldplay hace unos cuantos meses, por nombrar algunos que hicieron doblete acá.

En la segunda pasada, abren con ‘Nice to Know You’ y siguen con ‘Wish You Were Here’. Algunos temen que los hits se agoten rápido, pero la banda arremete con ‘Circles’ y confirma que el set de hoy será mucho más equilibrado. ‘Anna Molly’ y ‘Pistola’ se mantienen, pero las sorpresas siguen: ‘Just a Phase’ y ‘The Warmth’ nos iluminan para recordar el periodo más inspirado del grupo.

Se nota que Brandon Boyd está más relajado que ayer. Le pide al público que no apriete a los de adelante, intenta hablar más en español y, promediando la mitad del show, se libera de su camiseta cumpliendo con la exigencia femenina. Como capa de superhéroe, se deja una bandera chilena.

Dig’ es su más reciente single. En vivo, crece sin límites y se transforma en un himno de esos que exigen encendedores y celulares prendidos a los gritos . Antes de salir del escenario, ‘Warning’ clausura el set en alto, con el saludo necesario a los viudos de ‘Morning View’.

Al regreso, no contábamos con la gloriosa ‘Stellar’, quizá el mejor momento de las dos jornadas. Delicada y detallista, pero también agresiva e intensa, la carta de presentación del ‘Make Yourself’ brilló por encima del resto del set. Para el final, el rock se tomó el Arena Santiago y los chicos repitieron ‘Favorite Things’ y ‘A Kiss to Send us Off’.

Dos días de show. Dos finales distintos. Calma y Furia. Cuerpo y Alma. Rock para Nenas. Pop para Machos. 24 mil personas reunidas en torno a un puñado de canciones. Incubus estuvo en Chile. Y yo estuve ahí para contarlo. Qué bueno es poder estar ahí.

Para los ñoños como uno, aquí están los setlist:

8 OCTUBRE
Quicksand / A Kiss To Send Us Off / Wish You Were Here / Anna Molly / Pistola / Vitamin / Blood On The Ground / Redefine (Acoustic ) / Are You In? / Drive / Megalomaniac / Sick Sad Little World / Oil And Water / Nice to Know You / Favorite Things / Clean / Aqueous Transmission

9 OCTUBRE
Nice to Know You / Wish You Were Here / Circles / Anna Molly / Pistola / Vitamin / Just a Phase / The Warmth / Drive / Megalomaniac / Sick Sad Little World / Under my Umbrella / Dig / Warning / Stellar / Favourite Things / A Kiss To Send us Off

7 Comments:

Blogger chiko said...

he leido en varios lados que la gente quedó con ganas de MAS, y estoy de acuerdo, me da lata q no regalen 2 horas (es decir mas temas) de musica, sabiendo que no van a volver en mucho tiempo (espero que no).
fui los 2 dias por lo mismo, pa tener mas temas en el oido, no me gustó mucho la version de REDIFINE, un poco ska, aunque obvio q la disfrute.
Pearl jam tocó harto los 2 dias, y mas encima prometieron no esperar 15 años mas para volver, y le creo.
a boyd no le creo mucho.
Un agrado el segundo dia, con polola y amigo. saludos.

11:34 AM  
Blogger Rox said...

Yo fui el lunes...aunk fue un agrado ver a Incubus kedé con gusto a poco totalmente, mínimo 30 minutos más. también kería temas + rockeros + antiguos, pero se entiende k andan promocionando su último disco. De la calidad musical nada k decir pue..son Incubus, k lata no haber ido los 2 dias, me lo perdí, pero con cuea tuve entrada para el lunes juajaja
Saludos

2:58 PM  
Blogger Joaco_Urrutia said...

Rock para nenas
Pop para machos

En fin, eso es Incubus

9:09 PM  
Anonymous Anonymous said...

Como el LOLI el SHOW!!!


JA ja no mentira!
No pude ir.

Soriano

10:01 AM  
Blogger Nacho said...

Fuck... no fui a la segunda noche.
Pero estuve en la prueba de sonido de la primera :D
Tuve a toda la banda tocando "Dig" sólo para mi, parado en la cancha vacía de Arena Santiago. Otra postal para el libro de recuerdos.

8:44 PM  
Anonymous patatah said...

Me gusta còmo escribes...una suerte poder ir a éstos shows, lloro por no ser de Stgo :( de cuántas buenisimas bandas me he perdido :_(.
Cuidate mucho, qe estes muy bien.
No me qeda otra qe saber de ti sólo por blog.
Saludos :)!

casi morì cuando vi los videos del concierto, SECOS...buen rock para nenas(L)

1:01 PM  
Blogger maritalena780 said...

Ley y es como escuchar en la 94.1 esos comentarios de conciertos por las mañana … de lo bueno poco, el martes quería estar hay nuevamente 

7:38 AM  

Post a Comment

<< Home