felipe arratia

Monday, September 10, 2007

Britney, Te Usaron

‘Britney Spears no decepcionó: estuvo horrible’ (el diario New York Times de hoy)

En el segundo final, sus labios esbozaron ‘Thank You’, pero en su rostro se leía ‘Sorry’. Britney Spears lo tenía más claro que todos: había hecho un papelón, una de las más lamentables presentaciones de todos los tiempos en unos premios MTV, uno de esos momentos que definen una época como JFK o el terremoto del ‘85; algo así como “Oye, ¿qué estabai haciendo cuando la Britney hizo ese show tan malo en los premios?”….

50 Cent y P. Diddy miraban con cara de asombro. Britney Spears, la misma que la rompió en los VMA ’99 vestida de colegiala (en una performance doble con N’sync), la misma que nos erectó a todos cantando ‘I’m Slave 4 U’ con una boa y claro, la misma que se dio un pato con Madonna en los VMA del 2003. Reducida a una parodia de sí misma: a una Karla Constant con peluca rubia.

Pero, ¿saben qué? Britney es un chivo expiatorio. No es ningún hallazgo volver a repasar sus movimientos en Prózac, su nulo interés en al menos simular que está cantando la canción o su extinto abdomen plano. Eso ya lo sabemos. Y eso es lo que tapa la verdadera noticia: los premios MTV agonizan.

Desde ese nefasto traslado de Nueva York a Miami en el 2004, la ceremonia ha ido de mal en peor: ese año, la carencia de un conductor central transformó la premiación en caos; el 2005, Puff Daddy hizo el loco as usual y el año pasado Jack Black confirmó que sin un buen guión delante suyo, está en problemas.

La premiación del año pasado fue particularmente extensa y los ratings, muy malos. Por ello, la resolución para el 2007 fue reducir la premiación de 3 a 2 horas, eliminar varias categorías (todas las de estilos musicales: dance, R&B, hip hop, rock y pop, además de las distinciones técnicas como efectos especiales, o dirección artística) y, según los mismos organizadores, ‘priorizar el show en vivo’. Con el mismo fin se anunciaron múltiples performances, las que auguraban unos VMA’s diferentes.

Tras el Britneygate, vino el desastre. Había un escenario principal, y el grueso de los shows se daría en múltiples lugares del Palms Hotel de Las Vegas. Hasta ahí no había rollo: recordaba viejas performances en exteriores de The Killers, Mariah Carey y otros; el problema es que el show para la TV fue planteado como un zapping permanente, en el que ninguna presentación era transmitida completa. Así, la cámara se iba a ratos con la fiesta de Kanye West; luego, a la de 50 Cent, Justin Timberlake y Timbaland; y a veces, a la de Fall Out Boy con sus protegidos, los Gym Class Heroes.

Por otra parte, el nuevo gurú musical inglés, Mark Ronson, amenizó la velada en el escenario principal (¿no iba a ser Timbaland?) con interludios de 30 segundos (sí, 30 segundos) en los que se hizo acompañar por Akon, Adam Levine de Maroon 5 y Robin Thicke. Un verdadero desperdicio, ya que eso sí daba para mucho más.

¿Y las categorías? Entre lo de Britney y el recorrido incesante por las suites sin quedarse con ninguna, la premiación como tal acabó convirtiéndose en un cacho. Ni el Festival de Viña hubiera logrado que una entrega de galardones pasara tan a segundo plano.

Para redondear el desastre, sólo dos datos más: Kanye West rejuró que no volvería a unos VMA’s tras irse a casa otra vez con las manos vacías; y por otro lado, la penosa pelea entre los ex de Pamela Anderson, Tommy Lee y Kid Rock, quienes fueron sacados por guardias del recinto, mientras Alicia Keys tocaba ‘Freedom’, quizás la mejor actuación de la noche.

Los medios se han apurado en esbozar sus teorías: se supone que en un mundo donde puedes ver lo que quieras cuando quieras en youtube, la opción de MTV fue ‘crear momentos’ para que después tú los revisaras en profundidad en tu computador; sin embargo esa alternativa redujo los premios a una chacra: hoy parece mucho menos relevante quién gana ‘mejor nuevo artista’ (y eso que ese moonman se lo han llevado Nirvana, Fiona Apple, y Eminem, entre otros). En cuanto a los shows, tal vez los ratings no son lo que eran ni lo serán más porque ahora la TV compite directamente con el PC. Pero para lo que nos hacemos el tiempo de ver la premiación, lo mínimo que esperamos ver es una performance completa.

Yo pensaba que sólo en Latinoamérica teníamos la queja recurrente pero anoche, en las fauces mismas de la bestia, Justin Timberlake dijo lo que todos deseábamos escuchar: “Queremos ver más videos en MTV”.

Claro, queremos más videos en MTV y queremos una buena ceremonia. Si hasta Britney Spears se dio cuenta de lo pésima que fue esta entrega de premios, entonces es un buen momento para hacer los cambios.

3 Comments:

Anonymous seba muñoz said...

creo q estaba todo arreglado, no me cabe otra explicacion, personajes tan ñoños y responsables como los gringos no dejarian nada al azar, menos en un premio mtv, y la spears realemente hizo un papelon, si dejaba de cantar!!! y eso no se puede, y ella lo sabe, pero tambien sabe que estaba haciendo la mejor noticia de la noche.
concuerdo que la presentacion de la keys fue la mas redondita, y concuerdo conque los premios2007 fueron un zapping, privilegiaron el show, pero no me dejaban ver un tema entero de las presentaciones en vivo, maaaaaal. saludos arratia.
somos la generacion Mtv.

9:47 AM  
Anonymous Karen said...

Tu analisis final me parece tan acertado...

recuerdo que hace 10 años, ver los VMA era para mi un panorama obligado...siempre llamativo, siempre entretenido, y la mejor oportunidad para ver a los artistas que la llevaban...
sin embargo, los ultimos 3 años han ido en clara decadencia... de a poco se han convertido en una lata y solo pienso en que alguien esta haciendo las cosas realmente mal ahi...

pero weno, sobre el tema de Brit-Brit, lata...me dio lata ver su show. me acuerdo perfecto de cada una de sus presentaciones, y siempre marcaron puntos altos de la noche....y ahora, sencillamente es como si fuera otra persona.

nerviosa e incomoda todo el rato, sintiendo la presión heavy que habia sobre ella...por ke hablando en serio, su presentacion era lo que todos esperamos durante semanas...pero Britney ya no bailaba, no cantaba, ya no movia las caderas ni lucia ese abdomen que alguna vez fue el objeto de mis envidias...

La mirada de la gente en el Palms yo creo que era la misma ke teniamos todos en casa... y weno, se entiende.

Pero de todas maneras, con kilos de mas y con una actuación definida como patetica por los medios...yo sigo teniendole fe a Britney.. y espero verla en gloria y majestad en un renovado VMA, pal 2008

1:33 PM  
Blogger angekika rules said...

Creo que la caida de Britney se empezo a producir cuando termino con Justin Timberlake y se metio con tanto bataclano que habia cerca, hasta que tuvo la mala suerrte de casarse con el cazafortunas de Kevin Federline...
En fin a veces hay hombres que son determinantes en la caida de algunas chicas ¿o no?

11:26 AM  

Post a Comment

<< Home