felipe arratia

Wednesday, December 06, 2006

Amigo, te Voy a Echar de Menos

Caminando por Gaspar Banda, tu sonrisa de oreja a oreja era parte habitual del paisaje: como los perros vagos, como las construcciones emergentes, como los escolares con la camisa afuera.

Nos conocimos por Mauricio Horment, cuando todavía él no repetía en el León Prado. ¿Cuántos años teníamos? ¿15, 16? Uff, cuántas cosas han pasado. Creo que incluso en alguna kermesse fuimos campeones invictos de taca-taca.

Fuimos al estadio contigo y el Mauro alguna vez, y te exigíamos agresivamente que escondieras tu gorrito de la UC, cuando veníamos en una micro llena de colocolinos.

Estuve en tu casa en la playa un verano en Algarrobo para ver el debut de Los Tres vestidos de escolares en el Festival de Viña. Y me hablabas de tu fanatismo por ‘Matrimonio con Hijos’, pero con Al Bundy, eso sí.

Decías que te encantaban los ombligos en las chicas. Y te conocí algunas novias morenas, siempre muy acinturadas y con, obvio, el ombligo al aire.

Estudiaste Educación Física, una decisión que no sorpendió a nadie. Era obvio que nadie te ganaba en cualquier tipo de competencia física. Y te gustaban los riesgos, por lo que entraste poco después a los bomberos. Recuerdo una conversa que tuvimos sobre las cosas más fuertes que te tocó ver en esa pega. Y no eran pocas.

Nuestros encuentros se fueron haciendo esporádicos cuando te fuiste del barrio, pero siempre que nos pillamos, el afecto era el mismo. A la salida del metro San Miguel, nos vimos algunas veces y me fuiste a dejar a la casa en tu autito recién comprado. Ahí me hablabas de tus trabajos como profe en el Nido de Aguila, o en Pirque, y de tu intención de armar una productora de turismo aventura.

Ahí me quedé yo.

Sólo ahora me vengo a enterar de que estabas convertido en uno de los mejores andinistas de Chile. Y que habías convertido a la montaña en tu pasión. Y te fuiste haciendo lo que más te gustaba.

Te fuiste a los 27 años: la edad de los rockeros, la edad de los que se van demasiado pronto porque ya han hecho demasiadas cosas.

Tu cara ya no va a aparecer más en el barrio. Y eso duele mucho.

Descansa en Paz, Carlos.

2 Comments:

Blogger MaLe Ma. said...

Uy...difícil decir algo en estos casos, es aquí donde prefiero dar un buen abrazo.
Pero a falta de cuerpos, solo te diré que las cosas que pasan están alineadas eternamente, igual a nada, igual que siempre.

Que la fuerza sideral te acompañe en tu sentir.

Te Abrazo.

Ma.VaLeRia

8:31 PM  
Anonymous Ehorment! said...

Grande Pinto!!!

2:35 PM  

Post a Comment

<< Home