felipe arratia

Wednesday, January 23, 2008

Heath Ledger (1979-2008)

Heath Ledger está muerto. Su partida, prematura, shockeante y absurda, reúne todos los elementos de una tragedia de Hollywood como no se veía desde la sobredosis de River Phoenix.

A saber: estrella joven, adorado por el sexo opuesto, presente en varios éxitos de taquilla, nominado al Oscar, emparejado (y luego separado) con otra celebrity (Michelle Williams, de Dawson’s Creek) y fallecido en circunstancias muy turbias. Peor aún: con un rol por venir que de seguro se convertirá en mito, su encarnación póstuma del Joker en la secuela venidera de Batman.

Yo supe de su existencia cuando hace unos 8 años fui a la función de prensa de ’10 Cosas que Odio de Ti’, esa comedia adolescente con momentos genuinamente adorables y donde también debutó la insípida Julia Stiles. Su rol del matón que sucumbe ante una chica más ruda que él le valió los primeros suspiros femeninos. Su reacción siempre fue incómoda ante esos encasillamientos.

Luego vendría ‘El Patriota’, filme de época donde hace de hijo de Mel Gibson. Pareció que los trajes de época le quedaron gustando y después se calzó la armadura en ‘Corazon de Caballero’. Fue un momento peak de su carrera.

Posteriormente vendrían los matices. Ledger avisó que no era sólo una cara bonita con su rol de hijo suicida de Billy Bob Thornton en ‘Monster’s Ball’, la misma que le valió el Oscar a Halle Berry, y luego se fue a su Australia natal para filmar la historia del popular bandido Ned Kelly. Durante ese periodo se emparejó con Naomi Watts. Antes, había caído en sus brazos Heather ‘la Rollergirl’ Graham. Minas bellas nunca le faltaron.

Volvió con mucha fuerza el 2005 haciendo la cult movie del mundo del skate, ‘Lords of Dogtown’, la épica ‘Casanova’ y la extraña fábula de Terry Gilliam, ‘Los Hermanos Grimm’. Cosechó buenas críticas haciendo estos filmes diversos y finalmente consiguió demostrar su capacidad para manejarse con papeles muy diferentes.

Pero las cosas pasaron a otro nivel con ‘Brokeback Mountain’, de Ang Lee. Heath Ledger será recordado para siempre a nivel popular por su rol de cowboy gay. Esa performance le valió su única nominación al Oscar, donde cayó a manos del Truman Capote personificado por Phillip Seymour Hoffmann.

El 2008 llegó disperso para Ledger. Separado de su pareja, Michelle Williams y su pequeña hija Matilda, se centró en el trabajo y asumió roles muy desafiantes: se convirtió en uno de los seis Bob Dylan en el atrevido biopic de Todd Haynes, ‘I’m Not There’, y si los comentarios son ciertos, construyó el Guasón más oscuro que haya conocido la pantalla grande en ‘Batman: Dark Knight’.

Dicen que tras su separación, Ledger estaba fuera de control con las drogas. También dicen que hace poco padecía de una neumonía. Una masajista lo encontró en su departamento (no el de Mary Kate Olsen, como se señaló en un principio) el martes 22 de enero a eso de las 3 de la tarde. Estaba desnudo y rodeado de píldoras. Tenía un paro cardiaco del que no se recuperó más. Es muy pronto para tener claro qué fue lo que pasó realmente. Pero una cosa sí se sabe: hace mucho que en Hollywood no se dejaba un bello cadáver. Esta generación ya tiene su propio River Phoenix. Qué mal.

1 Comments:

Blogger Kika on summer tour said...

Una pena, ya tenemos nuestro martir.
Exelente reseña de su vida, en mi blog, deje la escena que mas m ha gustado de el.
10 things I hate about you excelente pelicula, al igual que tu tambien supe de su existencia el año '99, gracias a un comentario de cine de un ya extinto programa juvenil de canal once...
Luego la vi...
Estoy aun en shock...
Los artistas son ultra sensibles, en cierto punto hasta lo entiendo la sensacion que debe haber sentido...

8:43 AM  

Post a Comment

<< Home