felipe arratia

Friday, December 14, 2007

Triple Pack

Desde el domingo 10 ya soy oficialmente un ñuñoíno. Eso implica que el caos se apoderó de mi vida durante algunas semanas, y recién estoy saliendo a flote. El punto es que, en medio de todos esos vientos de cambio, Santiago recibió un vendaval de grandes artistas y el tiempo no dio para reseñarlos en detalle. Al menos, hagamos un saludito a la bandera para que no pasen colados.

The Police (miércoles 05 de diciembre, Estadio Nacional)

En mi casa siempre hubo anticuerpos contra Sting: que el tono de voz, que el comunacho que vive en un castillo, que es más falso que billete de 3 lucas, etc. Pero a la hora de subirse a un escenario, no hay mucho que discutir: a sus 56 años el hombre luce con la vitalidad de un adolescente. Súmele a ese factor, el retorno de su memorable banda y estamos en presencia de una jornada histórica. Dicho y hecho.

Tras 24 años ausentes de escenarios, Copeland, Summers, y Sting no sólo hicieron dos horas de karaoke perfecto; fueron capaces de detener el tiempo y tocar sus instrumentos como si no fueran tipos cercanos a la edad legal de jubilación. De buen humor sobre el escenario, se regalaron sonrisas cómplices e hicieron tallas internas evidenciando el relajo de este tour.

Mientras Sting se paseó de punta a punta alardeando y coqueteando con su bajo vintage, Andy Summers lució apernado a la izquierda del stage con una capacidad de llenar los espacios que hace tiempo no veía en shows de rock. ¿Y Copeland? De cintillo, guantes blancos, y con anteojos de señor mayor, ya lucía llamativo. Pero entre esa mirada de poseído y su precisión para asestar golpes a su instrumento, el hombre se robaba las miradas. The Police son un verdadero circo de tres pistas, tres tipos hambrientos por la atención de la gente, y peleando por ella. Siempre tensos, siempre competitivos. Siempre creativos. Es su esencia.

Momento Clave: Imposible escoger uno; basta con mencionar la secuencia final de canciones: Roxanne / King of Pain / So Lonely / Every Breath You Take ….¿me explico?

Snoop Dogg (sábado 08 de diciembre, Pista Atlética Estadio Nacional)

Viendo sus clips, y leyendo sobre su vida privada, era muy fácil pronosticar un partido de alto riesgo para este show. Y lo fue: vi lanzazos, venta de sobrecitos misteriosos, y hubo hasta un par de disparos al aire. Nota aparte para el populismo barato de Zaturno que le regaló la excusa al flaitismo para que se pasaran de cancha normal a preferencial, provocando el desastre. Y todavía ni había empezado Snoop.

B Real calentó el ambiente sólo cuando hizo temas de Cypress Hill, aunque se veía bastante estático y pasado de peso. Sólo a las 22:40 horas apareció el hombre fuerte de la noche, y con una grata sorpresa: una generosa banda para interpretar sus éxitos como corresponde. ‘Murder was the Case’ abrió los fuegos, dejando en evidencia todo lo que representa el Doggfather: miedo, respeto, autoridad, turbiedad, mafia. Un verdadero Don.

The Shizny’ y ‘P.I.M.P’ sigueron calentando al público hasta que llegó ‘Vato’ con B Real y Snoop en una reunión impensable en Santiago de Chile. La seguidilla de hits no se detuvo más: ‘Gin and Juice’ enloqueció a los fans clásicos, y la pegó con una estrofa de la fundacional ‘Nothin’ But a ‘G’ Thang’. También se dio tiempo para homenajear a 2 Pac.

El tema que yo esperaba era ‘Beatiful’ y le salió de lujo, pero el peak de la noche llegó con ‘Next Episode’ esa colaboración histórica con Dr. Dre. Si bien había muchos sonidos sampleados, la presencia de instrumentos en vivo más 2 MC’s de apoyo resultó sólida. De buzo y polera de fútbol americano, el largo moreno se lució rimando e improvisando, sorprendido ante el tamaño y la energía de la audiencia.

Su ‘F.U.’ a dueto con Akon fue un hallazgo, pero el hombre tenía guardadas las verdaderas balas para el final: hizo una impecable versión de ‘Jump Around’ de House of Pain, y cerró con ‘Drop it Like it’s Hot’ y una espectacular ‘What’s my Name’. ¿Mezquino? Eso dijeron algunos a juzgar por los 75 minutos en escena, o la ausencia de temas como ‘Aint No Fun’ o ‘Signs’. No lo creo: Snoop Dogg dio un sample de porqué es hoy uno de los más grandes MC’s vivos. (y además, porque jamás me atrevería a contradecirlo). Otro día les cuento la historia de las minas del Passapoga y su iPhone robado. Si aparecen fotos comprometedoras de Snoop en la red, ya saben en qué pais le flaitearon el teléfono.

Momento Clave: Snoop parado inmóvil por largos minutos sobre el escenario, como diciendo que su sola presencia es sinónimo de show. Tiene razón.

Andrés Calamaro (domingo 09 de diciembre, Espacio Riesco)

Tal como hay días que uno derechamente no se debería levantar, hay conciertos a los que uno no debería haber ido. Lamentable, pero este fue el caso. Desde mi ingreso al nefasto Espacio Riesco la cosa pintó mal. Unos orangutanes que había por guardias nos cortaron el paso y quedamos en la orilla izquierda de ese horrible galpón. Desde ahí se escuchaba fatal.

Si yo hubiera pagado por este recital, me habría ido indignado. La tontera insistente de poner sillas en un show de rock (Bjork, Coldplay) provocó que los de las primeras filas permanecieran subidos a sus asientos durante al menos tres temas, tapando completamente a las filas siguientes. El audio sonó saturado y con escasa definición, perdiendo toda chance de escuchar los detalles de las capas de guitarras de la abundante banda de acompañamiento del ‘Salmón’.

Sobre el escenario, Calamaro se centró en su historia actual, dejando en segundo plano su magnífico cancionero de décadas previas. ¿Quién puede culparlo? Su resurrección es una de las más sobreexpuestas del rock en español en años, por lo que parece tener ojos sólo para su presente. Eso llevó a que tocara sólo un par de frikeríos de Los Rodríguez (“A Los Ojos" y "Canal 69"), su proyecto más popular en estas latitudes. Ni hablar de Los Abuelos de la Nada….

Qué ganas de haber visto este show en un Arena Santiago SIN SILLAS o incluso un Caupolicán un poco más caro. El artista se lo merecía. ¿Habrá que esperar otros diez años? Ojalá que no.

Momento Clave: Era inevitable: ‘Loco’ y ‘Flaca’ se comieron con zapatos al resto del set y confirmaron su lugar privilegiado dentro del cancionero en español. Gloriosas, a pesar de todo.

2 Comments:

Blogger Kika on summer tour said...

QUE FINO LO DEL HIP HOP
ERA OBVIO NO?
JAJA
¿COMENTARAS ACECA DEL SAUNA DEL ESPACIO RIESCO CON EL MARATONICO RECITAL DE CORNELL?
ENCONTRE NOTABLES A PHOENIX, DANDY WARHOLS NO ERA PARA EL PUBLICO SEDIENTO DE CORNELL...
QUIZAS UN PUBLICO MAS BLONDERO JAJA
INSISTO EL ESPACIO PA FIESTAS ELECTRONICAS FILETE
PARA RECITALES NOOOOOO!!!
FUE UNA TORTURA
Y EL SUPUESTO VIP SUCKS
MENOS MAL ME INVITARON Y NO PAGUE LA ENTRADA
PERO ESTUVO EXCELENTE CORNELL
FUE RETORNAR A LOS NOVENTAS
A LA EPOCA DE COLEGIO
ETC...
AHHH FELIPE SI TE ESCRIBO Y COMENTO ES PORQUE ENCUENTRO QUE ESCRIBES BIEN, OBJETIVAMENTE
Y PORQUE SABES MUCHO
OSEA SIEMPRE LO HE DICHO
YO OPINO EN LUGARES QUE VALE LA PENA
(AUNQUE LE DES GRACIAS AL REGGETON POR DARTE DE COMER, ADEMAS SI NO HUBIESES SIDO JEFE DE TU QUIEN SABES LAS COSAS HUBIESEN SIDO MAS FLUIDITAS)
YA ESOP
KIKA ON SUMMER TOUR

10:07 AM  
Anonymous notengoblog said...

Con el incidente del iPhone me queda claro que muy gangsta será Snoop, pero no le hace el peso a los typical chilean flaites...¿en que otro lugar iba a haber gente tan mala clase?

7:26 PM  

Post a Comment

<< Home