felipe arratia

Wednesday, January 23, 2008

Se Acabó la Racha

Un amigo me decía que estaban todos los que “la llevan”, todos los que salen en Pitchfork. Pero no le compré. Creo que los propios organizadores de Coachella tienen la culpa: año a año han dado golpe tras golpe y las expectativas fueron creciendo desmedidamente.

El cartel de la versión 2008 del Festival Coachella se develó el lunes pasado en una conferencia de prensa en México. Sus cabecillas son los mismos que juntaron a los Pixies y han logrado que varias bandas vuelvan a girar tras años de ausencia. El año pasado la vedette fue el gran retorno de Rage Against the Machine. ¿Y este?

Descartada la reunión de los Smiths, se habló de convencer a Led Zeppelin de cruzar el Atlántico. Pero tampoco. No hubo noticias de una reunión breve de Soundgarden o Faith No More. ¿Qué pasó entonces? Como primer cabeza de cartel, Coachella finalmente logró adjudicarse el primer show de regreso de Portishead, sin duda un acierto, pero coincidamos en que es una banda con público más bien moderado.

Los otros cabezas de cartel son a lo menos curiosos: el cantautor Jack Johnson (que está ad portas de la salida de su nuevo disco), y Roger Waters, haciendo la misma notable recreación del “Dark Side of the Moon” que vimos hace un año en el Estadio Nacional. ¿Venderán boletos esos números? Yo tengo mis dudas. Aquí está el resto del line up:

Grandes Regresos: Portishead / The Verve / The Breeders / Death Cab for Cutie / Love and Rockets / Spiritualized

Los Más Hot: The Raconteurs / The National / Battles / Datarock / M.I.A. / My Morning Jacket / Justice / Chromeo / Simian Mobile Disco

Poner Ojo Con: Tegan and Sara / VHS or Beta / The Horrors / Plastiscenes / I’m From Barcelona

Baila sin Cesar: Fatboy Slim / Diplo / Hot Chip / Junkie XL / Dimitri From Paris

Tal vez ustedes lean esto y piensen que estoy hablando sólo de picado. Por favor, sólo entiendan el contexto: inevitablemente uno espera un batatazo. Incluso, digo más: Coachella no logró adjudicarse la reunión de Cocteau Twins (no hay caso con el odio parido entre Robin Guthrie y Liz Frasier) ni tampoco la ya confirmada junta de My Bloody Valentine que ya fueron confirmados para Benicassim (el evento español ya firmo también a Babyshambles).

Creo que este año Coachella se llenará, pero sólo porque ya es una marca registrada. También puede ser que sus responsables quieran volver al espíritu independiente de los comienzos, lejos de jornadas recientes que han contado con refuerzos como Kanye West o la mismísima Madonna. El año pasado se vieron muchas poleras que decían “Madonna ruined Coachella”.

Hablando de festivales, se hace inevitable mirar hacia Europa aunque de momento, no hay muchas confirmaciones: el Rock am Ring alemán tendrá de la partida a Metallica y los Rage, y el Roskilde danés metió un golazo asegurando a Radiohead, el pez más gordo de la temporada a la espera de que REM, Coldplay y Oasis anuncien tour para promover sus nuevos discos. Yo me decepcioné mucho al ver que este año los festivales españoles Summercase y Benicassim coinciden en fechas. Qué tontera más grande.
Por todo lo anterior, me he dado permiso para soñar. Y una palabra sigue cruzándose por mi cabeza: Glastonbury, el premio mayor, el Shangri-La de los eventos musicales en el mundo. ¿Porqué no? Sé que hay mucha logística para coordinar. Pero tiempo me sobra.

1 Comments:

Blogger Kika on summer tour said...

SHUPER SHUPER
NA QUE DECIR
SOLO ESO
SHUUUPER

8:46 AM  

Post a Comment

<< Home