felipe arratia

Saturday, July 08, 2006

Karaoke y Modernidad

El viernes 07 de julio fui uno de los 15 mil chilenos que en algún minuto entre las 9 y media y las 12, nos tiritó la pera. Yo tengo claro cuando fue: fue cuando Henríquez volvió solo al escenario y se despachó a quemarropa 'Me Arrendé'....

Dicen que los críticos son todos unos inútiles y que el arte no se puede cuantificar ni medir. Yo lo hago: yo critico conciertos y discos, y lo hago sobre la base de lo único sobre lo que tengo más conocimento (no control, por cierto): mis emociones y sentimientos.

No me sé de memoria la letra entera de 'Me Arrendé', y no tengo idea de cuánto se demoró Henriquez en armar ese tema. Lo que sí sé es que apenas empezó, un frío me recorrió el cuerpo, me dio un tiritón, y sin necesidad de un espejo, sabía que estaba sonriendo de oreja a oreja. Esa fue la previa perfecta para el nocaut que me dieron con 'Moizéfala'; ahí sigue intacta esa canción cuyos versos adornan la biografía de mi anuario del colegio.

Creo que una buena forma de cachar cuando una canción es buena para uno, es ver si te sigue gustando tanto como cuando la escuchaste por primera vez. En este caso, el punto estaba más que probado....'Moizéfala' dice hoy sobre mí las mismas cosas que cuando tenía 17 años.

Los Tres volvieron. Y yo ya lo dije en un post anterior: la única novedad acá son las canciones nuevas, ya que Henríquez, Parra y Titae se habían encontrado juntos en un escenario en el fallido tour de Los Prisioneros y Café Tacuba por Chile (alucinante show en el Court del Estadio Nacional al que no fue nadie) hace como tres años. Lo entrete de la reunión del viernes fue el bombo previo que se le dio al asunto, cargando la cosa con cierta emoción.

Emotiva fue la respuesta del público a las canciones de Los Jaivas que sonaron antes de que se apagaran las luces ('Pregón para Ilumniarse'....uff) y emotivo fue el collage de fotos de Los Tres para partir, con 'Claus' y 'Largo' de fondo.

Pero hubo extensos momentos con escasa emoción también. Hubo varias interpetaciones sin músculo ni tensión; además, yo nunca he tenido mucha onda con las cuecas, y también creo que el recurso Pinochet-Mamo Contreras ya es tan fácil como decir que Pamela Díaz es rota o que Nelson Mauri es hueco. Cero riesgo.

Por largos pasajes, Henríquez echó de menos la cercanía con el público. Y era que no: siempre una cancha Vip va a ser menos caliente y participativa que los loquitos que llegaron a agarrar puesto a las 3 de la tarde. Su forma de expresarlo fue buenísima: "¿Ni un olor a pito todavía? Me estoy preocupando..." Lo que pasa es que, acostumbrado a la cercanía asfixiante de las tocatas del Liguria, Henríquez no contaba con las dimensiones grotescas de un ARENA Santiago realmente gigante. Ahí es donde quiero ver un show de alguien como Green Day o Coldplay (¡gran canción de Calle 13!), pero en este caso se hacía freak.

Es típico que cuando el artista dice 'aquí va un tema nuevo', a uno le suena como 'vamos por una bebida'. Pero acá no pasó: Los Tres no abusaron de la receptividad y tocaron sólo 5, que por lo demás son muy buenas canciones. Mi favorita sigue siendo 'No es Cierto', pero me faltó que defendieran la muy country 'Hágalo usted mismo' sobre el escenario.

El resto de la jornada fue el karaoke esperable, más el clásico balance extrañando algunos temas. A mí me faltaron 'La Respuesta' y 'Jarabe para la Tos'. En todo caso, es la raja saber que Los Tres están dando vueltas, haciendo el gasto pero engrosar su cancionero y regalarle más estribillos al inconsciente colectivo. Es como imaginar que el Gato Alquinta está vivo, o que Jorge González está lúcido.

Mientras sigan poniendo pelos de punta y carnes de gallina, que se coman todas las mechadas-palta que quieran.

3 Comments:

Blogger Soriano said...

Wena. Leyeron al Rommel Piña de LUN? que gallo más imbecil, preocupado de si Henriquez estaba más gordo. Que importa. Y de pasada Piña es mórbido. El viernes estuvo de lujo. El Arena provoca ese miedo a tirar papeles al suelo. Y eso que está a metros de Fantasilandia (lejos es lugar mas chulo de Stgo). el viernes estuvo redondito, como la guata de Rommel.

12:51 PM  
Anonymous WEI said...

Buena e irónica descripción de un recital al que no fui. Vi muchas veces a los tres, los vi en el Liguria antes de irse a méxico, sin Parra, eso sí. Espero que los tres sign un rato, que lo nuevo emocione tanto como lo anterior y que no sólo una parte del compromiso de haberse reunido.
Buenos los detalles que emocionaban y los que no...

3:06 PM  
Blogger Loba Esteparia said...

Otra vez evoco la canción de mi Fulano querido que dice mas o menos así: "Lamentos... ohh... lamentos, si me pagaran por lamentar..." con la virtuosa voz de nuestra Arlette Jequier.
Los Tres marcaron definitivamente mi época noventera y precisamente cuando se juntan nuevamente de forma "oficial",(porque ya se habían juntado)a mi cuerpo se le ocurre enfermar y mas encima a mi bolsillo se le ocurre estar sin lukas...ja. NO FUI ¿lo pueden creer? ¡NO FUI!. PERO sí fuí una de esas almas llamada "nadie" que fuimos al recital de Los Prisioneros junto a Café Tacuba en el Court Central del Nacional (que a última hora lo cambiaron para allá por la poca afluencia de público, porque en un inicio era en el velódromo recuerdo) y tuve la gloriosa experiencia de ver a Los Tres. Realmente fué alucinante.(Dato anexo, tenía a Angel Parra sentado a unas tres personas de mí en la galería, de repente lo miré y no estaba, claro pues, estaba apareciendo en el escenario).
Tambien ví a Los Tres cuando tocaron en la Yein Fonda hace unos años,(tocó también esa vez Angel Parra Trío, por eso se juntaron )la misma ocasión donde Jorge González cantó Tangananica-Tangananá de 31 minutos ¿te acuerdas Felipe?
Asi que por lo menos puedo decirle a mis nietos que igual ví a Los Tres, no dos días seguidos, ni en recitales extensos pero "los ví igual" (dijo la picáaa!).

Me retiro cantando por no llorar..."Lamentoooos...lamentooos..."
Un besote!!!

MaLe VaLeRiA!!!

8:53 PM  

Post a Comment

<< Home