felipe arratia

Wednesday, February 28, 2007

El Karaoke Nuestro de Todos los Años

Las ojeras y el bronceado no son casualidad. Acabo de volver del Festival de Viña, mi sexto festival. Y bueno, me traje en la maleta lo mismo de siempre: caña, grandes shows, conferencias aburridas, preguntas tontas, grandes amigos/as que sólo veo en esa fecha, periodistas de las que me enamoro y desenamoro, y carretes muy buenos y otros muy fomes.

Pero, se supone que me envían esencialmente para ver shows y hablar de ellos. Criticar y opinar. Sentir y pensar. Y también, estar ahí para ver qué le pasa al público con sus artistas favoritos. Para ver si logran homologar sobre un escenario la emoción que te regalaron en formato compacto.

En pocas líneas, esto fue para mí el Festival de Viña 2007:

La Oreja de Van Gogh: El 2005 su éxito rotundo fue sorpresa; ahora era obligación. El único elemento escénico novedoso que presentaron fue la cintura de Amaia Montero. Con las canciones solas a mí no me alcanza; eso sí, fueron el primer karaoke masivo.

Bacilos: La despedida menos emotiva de la historia de la música. Si Jorge Villamizar pretende seguir en la música, necesita un curso de carisma urgente. Y un new look. ¿Qué le habrá visto Julieta Venegas?

Tom Jones: Venía con cartel de leyenda y respondió. Es un atípico caso en que se aglutinan calidad artística con un temporal de hits. Ser sexy a los 66 sin verse patético es un logro y él lo consigue dosificando su energía. Para ‘It’s Not Unusual’, lo homenajeé con el baile de Carlton en el ‘Príncipe del Rap’.

Mario Guerrero: Mal el pelo. Mal los nervios. Mal el repertorio. Mal tocar ‘Getsemaní.’ Bien la bailarina.

Los Bunkers: Tuvieron postales sobresalientes como el final sicodélico de ‘Ahora que no Estás’, o cantar ‘Pobre Corazón’, mi favorita. Eso sí, Panchito Durán abusó del recurso de darle estrofas al público. La falta de comunicación del quinteto con la audiencia sigue siendo el gran “pero”. Grandes interpretes, en todo caso.

Gustavo Cerati: Mezquino. Calcó sus shows de agosto pasado en el Caupolicán (guiño a Bowie incluído), y cambió a Flavio Etcheto por Richard Coleman. La guitarra es ahora su mejor amiga, pero lo que resultó fue un show autista y sin alma. Era EL escenario para jugar más con la historia de Soda Stereo, mas Gus no concedió nada. Estoy en mi punto más bajo de fanatismo hacia él.

Ana Torroja: Antes de que tocara, estaba convencido de que sería una lata. Después, estaba desatado cantando ‘Maquillaje’. Creo que mi inconsciente había reprimido la cantidad de canciones que me sabía de Mecano. Y Ana se veía más bella que en el ’91. Sus piernas, entre lo mejor de Viña 2007.

Kudai: Pintaban para cracks pero no se repusieron al horario, el público adverso (que pedía a Ana Torroja) y a un show cuadrado y con muy poca naturalidad (además, el papá de Pablo Holman y bajista de Congreso no tenía nada que hacer ahí). Se demoraron 4 canciones en meter un hit, y me pareció escuchar pistas de apoyo. A su favor, la segunda mitad prendió mejor y tienen en Gaby Villalba un sólido elemento escénico.

Los Tres: Cuando uno cree que ya ha visto demasiadas veces a Los Tres como para que te ofrezcan algo nuevo, se despachan un show notable. Repertorio bien escogido, interpretación pulcra, y el sarcasmo de siempre. La propaganda del aborto y el discurso de Allende no se vieron forzados sino como parte de una propuesta integral. De primer nivel.

Alvaro Salas: Mató de entrada con los chistes cortos; más tarde, el aburrido retorno de Pujillay le debe haber recordado porqué se separó de ellos.

Fito Páez: No lo vi y espero nunca verlo. Me repugnan hasta sus lentes.

Bryan Adams: El típico caso del artista anglo que llega piolita y la rompe. ¿10 años sin un hit? Puede ser, pero su show estuvo plagado de baladas conocidas. Era como poner la FM Dos todo el rato.

Lucho Jara: Era como ver ‘Vértigo’, pero sin Yerko. O sea, fome.

‘Palta’ Meléndez: Divertido, pero excesivamente largo. Bien por las imitaciones y por hacer mierda a la clase política.

Lucybell: Pocas novedades en relación a su visita anterior a Viña. Eso sí, Claudio Valenzuela insiste en ensuciar las canciones con demasiada distorsión e intros prolongadas e innecesarias. Poco para contar por acá.

Ricky Martin: El mejor show del Festival. Bastaba con su sola presencia escénica pero tuvo el paquete completo: bailarinas, músicos expertos, una intro excelente, lentos mega conocidos, y una versión de ‘Livin la Vida Loca’ superior a la original. Una performance perfecta.

Axel: Un revival a lo que eran los jurados en los viejos tiempos de Viña: tres canciones y pa’ la casa. No daba para más tampoco.

Don Omar: Lo que NO tiene que pasar cuando ves un show de reggaeton es que te den ganas de quedarte sentado. Vi el show sentado casi todo el rato. Tenía hits y el público a su favor, y lo funó con su show plano y lento. Una lata.

¿Raya para la suma? De un tiempo a esta parte, las jornadas festivaleras han mutado de presentaciones cortas de 4 o 5 artistas a verdaderos conciertos de 2 (máximo, 3) personajes por noche, con la idea de concentrar energía (y dinero, sospecho) en nombres realmente potentes. Más allá de que a uno le gusten o no nombres como Kudai, prácticamente no hubo rellenos en este festival. El criterio para escoger a los artistas es la popularidad y creo que de los taquilleros del año sólo faltó RBD.

¿Nos veremos el 2008? Ni idea. Ni Sergio Lagos sabe eso y lo voy a saber yo…

5 Comments:

Anonymous Anonymous said...

concuerdo en todo, menos en el comentario sobre "alvarito salas", fue la celebracion de los 50 años de todos los chistes que conto, la gracia de un humorista que no evoluciona,con pujillai fue mas de lo mismo, pero se agradece no haberlos visto durante varios años y creo que fue el punto alto de su presentacion, tuvo que recurrir a ellos para hacer gracioso su show, porque solo se le acabo el repertorio, si es que alguna vez lo tuvo.
Fue una presentación mediocre que nadie recordara, al contrario de presentaciones como dinamita show con su "y murió" o de las camisetas con una S y una F ,Super Fome , o mejor dicho una camiseta con una SFAS, Super Fome Alvarito Salas.

m. horment

12:52 PM  
Blogger sr.urrutia said...

Yo, por una especie de tradicion familiar, vi casi todo el Festival y concuerdo contigo en:

- Lucybell: Sigo prefiriendo el show del 2005 y encuentro a Pancho Gonzalez con mas calidad como baterista que Cote Foncea. Eso que son una de mis bandas favoritas, pero no los encontre con tanto power como otras veces
- Los Tres: Demostraron que tienen mas que entregar. El gol que le pasaron a la organizacion con el mensaje de la Pildora fue notable
- Kudai: Les falta harto todavia. De partida, tienen que dejar de usar ese look tan producido todo el dia, porque se nota demasiado que es artificial y que ellos son solo un producto de la industria

Saludos

11:14 AM  
Anonymous princesita said...

hola pues...aki, de vuelta en gloria y majestad...jejejeje

primero ke todo, me traje lo mismo ke tú de viña..a excepcion de los periodistas ke me enamoro y desenamoro, porke este año no fue el caso.. nadie digno de reemplazar el romance festivalero 2006 :p jajajajaja


sobre los shows, mira...por pega me kede sin ver los shows mas comentados...asi ke me remitiré a los ke vi...

Los Tres, sin ser de mis bandas favoritas...creo ke presentaron un show de lujo, que hasta a mí logró prender...wenos wenos wenos...premios más que merecidos.

kudai...una lata, ni sikiera me kise kedar a ver el show completo..esperaba mas de ellos.

Lucybell...no concuerdo con el que dijo que dijo que pancho gonzalez tenía más calidad como baterista ke el Cote...sorry, pero en mis gustos personales..prefiero a Lucybell mil veces ahora, con temones como "A perderse" y demases...pa mi, cien por ciento más power.

La Oreja de Van gogh...fomeeeeeeeee, con lo ke me gustan...keria ke puro terminara el show, se me hizo eterno..sera ke estan viniendo muy seguido??

Anita Torroja...notable, pa una fanatica de Mecano como yo, fue espectacular poder cantar en vivo y en directo las canciones que escucho desde ke naci.


y eso... como te dije en la conversacion agradable del otro día, creo ke este festival fue fomesisimo....decepcionó bastante...wenas excepciones, pero las menos.

y eso...nos veremos en viña 2008???

pd: siempre es grato, you know!

3:12 PM  
Blogger Sandra Gutiérrez said...

Vamos a ir por parte:

1.- Oreja de Van Gogh: concuerdo con que fue lo mismo de siempre y me quedé sorprendida de cómo Amaia Montero perdió el sex appeal que una vez tuvo.
2.- Con Bacilos, la cosa es personal. Es verdad, 0 emotivo y 0 carisma, pero yo sé qué le vio Julieta Venegas a Villamizar: no cualquier hombre te escribe semejantes canciones... minísimo sólo por eso.
3.- Tom jones... viejo zorro y seco. Nada que hacer.
4.- Omito sobr Mario Guerrero
5.- Rayé papa con Los Bunkers; una de las mejores presentaciones que vi.
6.- Cerati tiene un ego enorme... ¿realmente habría perdido protagoniso por revivir algo de Soda? no... yo lo amo igual, aunque ese show ya me lo conocía de memoria.
7.- No vi a Ana Torroja
8.- A Kudai lo vi después... no.... simplemente no.
9.- Los Tres: OTRA COSA, pura calidad!
10.- Alvaro Salas? una palabra... lástima.
11.- Tampoco vi a Fito Páez, aunque hay varias canciones que me gustan harto, pero filo.
12.- Bryan Adams, me sorprendió. Me gustó mucho... y no puedo creer que haya sacado del baúl el tema con Mel C "When you're gone"; pero obvio que la fan histérica no me dejó apreciar bien la canción... bien por ella en todo caso.

De los que quedan, resalto lo de Ricky Martin que estuvo buenísimo (concuerdo contigo) y sobre Axel, hay que decir que el show no era para escucharlo, sino para verlo... PURA RECREACIÓN VISUAL.

Un beso! y sorry por lo largo del comment! :p

9:45 AM  
Anonymous Juan Pablo said...

Hola Felipe. A diferencia tuya, este fue mi primer festival. Desde un principio me emocioné porque al llegar al hotel en busca de la credencial, me regalaron un bolsito y un lápiz de viña, comentario huaso y looser, pero en fin, andaba pa' arriba y pa' abajo con los regalitos.
Encuentro que lo pasé bien ,pero por el trabajo y otros ataos "x" no aproveché al máximo los carretes y juergas nocturnas.
Me llamó mucho la atención, que nuestros supuestos colegas, sean los chilenos y extranjeros se creían la raja, de hecho eran más estrellas que los propios protagonistas, músicos y cantantes. Era muy chistoso ver pasear a los wea con los micrófonos en mano o la cámara de 15 kilos al hombro y con pecho de paloma, donde veíamos cómo despachaban y eran una mierda, jajajaj. De repente es bueno reírse de la gente pero en confianza. Las supuestas candidatas a reinas de la prensa, prácticamente se prostituían por obtener un voto: regalaban fotos autografiadas, iban en pelota a la quinta, te hacían ojito en too momento. Si lo pasé bien, ja.
Saludos man
Juan Pablo

8:01 PM  

Post a Comment

<< Home